Saturday, March 5, 2011

s/t





















4 comments:

Mario Poma Monge said...

Nuestra interpretación de la realidad está sometida a una cultura y a una experiencia personal. Los medios influyen para que cada uno tengamos visión personal de las cosas ...
"Amor en los medios" sugiere órganos sexuales de hielo (acaso derritiéndose) y uno de ellos parece una llave de tuerca...

Noemí Barbieri Caprín said...

Dónde vos declarás ver órganos sexuales yo veo una boca ávida , hambrienta de conocimiento, de información. El poder del saber que tanto desvela a nuestra cultura y que se nos deja caer de a gotas , casi en forma imperceptible , para que nos entre, para que lo asimilemos sin ser conscientes del proceso de masticación, para luego vomitarlo y repetirlo sin detenernos a pensar si lo que nos llegó es tan real como lo entendimos.Un acto sublime el de comer , el de saciarnos...En eso está hermanado con el amor. Detengámonos en cada gota, démosle la oportunidad de que recorra el camino sin prisa, para que el medio sea eso, el centro mismo de lo que ansiamos. Felicitaciones "Maestro" tus pinturas llevan a esto de reflexionar,a descubrirle otras aristas, de no conformarnos con tu comentario.¿No está ahí el secreto del verdadero arte?

Mario Poma Monge said...

Noemí, Gracias por brindarme tu aporte y las felicitaciones.

Tu comentario es muy interesante, pues la arista que has encontrado de alguna manera es compleja, porque siento que más que una rica e inesperada interpretación, contiene algo así como: una atrayente metáfora de la metáfora que he sugerido. En este sentido, me complace ser yo el que reciba de tu parte, aquello que llamas el secreto del verdadero arte.

Mario Poma Monge said...

Mi principal objetivo es brindar una composición decorativa de forma y atmósfera simple y agradable, una decoración con cierto gusto breve si se quiere, de modo que no necesite ser entendida para aprehenderla.
Luego, para quienes gusten escudriñar significaciones, las hallarán en la relación de lo visual con el título.
Si este juego inquieta, provoca interrogantes, nuevas interpretaciones, conclusiones opuestas y/o hasta la posibilidad de nuevos debates, entonces confirmaremos una vez más, que somos participes de la dinámica del “Medio” ante una particular sugerencia o metáfora.